¿Por qué congelar las legumbres remojadas? - Semilla y Grano - Tienda a Granel Online
1019
post-template-default,single,single-post,postid-1019,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿Por qué congelar las legumbres remojadas?

Con este pequeño truco de cocina puedes cambiar tu manera de ver el cocinado de estos alimentos tan ricos nutricionalmente y tan asequibles para todo el mundo.

¿Por qué congelar las legumbres remojadas?

Tener botes de legumbres remojadas y congeladas es un recurso que amplía la despensa de alimentos de elaboración rápida. Con las legumbres remojadas y congeladas se pueden elaborar platos con gran calidad gastronómica y nutricional

Disponer de legumbres de fácil preparación también te ayuda a consumir cada semana los 2-3 platos de legumbres que se recomiendan para tener una alimentación saludable.

Cómo congelar las legumbres remojadas

  • Cuando vayas a cocinar legumbres pon en remojo el doble de las raciones que vayas a utilizar. Recuerda que son 12 h en agua.
  • Utiliza la cantidad necesaria de legumbres remojadas para elaborar el plato del día.
  • Para congelar el restos de legumbres ya hidratadas haz lo siguiente:
  • Coloca las legumbres en un colador grande y deja escurrir muy bien el agua de remojo.
  • Una vez escurridas, pon las legumbres en una bandeja bien extendidas procurando que no se toquen.
  •  Mete al congelador.
  • Cuando las legumbres se hayan congelado, retira de la bandeja y ponlas en una bolsa de congelación.
  • De esta forma, se quedan todos los garbanzos o judías sueltos y se pueden dosificar fácilmente.
  • Cuando quieras legumbres, saca del congelador sólo las que necesites.
  • Ponlas dentro de una bolsa y cierra bien. Después mete la bolsa en agua caliente  hasta que se descongelen (se descongelan rápidamente)
  • Luego, cocina las legumbres como siempre.

Con esta forma de guardar las legumbres ya no necesitarás comprar legumbres precocinadas para imprevistos.

Las legumbres remojadas y congeladas te permitirán elaborar un plato aunque se te haya olvidado ponerlas en remojo la noche anterior, como ocurre en muchas ocasiones.

Lo bueno, siempre a granel !!

Fuente: cominoycanela.com

No Comments

Post A Comment